jueves, 23 de febrero de 2012

¿Mal interpretación bíblica o tergiversación interesada?

En estos tiempos que estamos viviendo hay muchas cosas extrañas que están sucediendo. Por supuesto que la Biblia nos advierta que en los postreros días se levantarán muchos falsos profetas y personas que trataran de engañar aun a los cristianos.

hay muchas personas sin trabajo, hay muchas personas que han comprado más de lo que pueden pagar y ahora viven ahogadas por las cuentas, hay personas que compraron casas que ahora no pueden pagar ni vender pues valen la mitad de lo que pagaron y simplemente están esperando a que vengan y los echen a la calle con sus propiedades, hay quienes compraron autos que no pueden pagar y ahora están esperando que vengan a quitárselos, hay quienes perdieron el empleo y consiguieron otro ganando mucho menos y claro está que no pueden mantener el nivel de vida que tenían.

Sin entrar a analizar si fueron buenas o malas decisiones que tomaron, el problema es que hay una crisis y una situación que se agrava en lugar de mejorar. Conozco a una familia de muy bajos ingresos que compraron un enorme SUV aprovechando la oferta de la agencia de carros que por muy poco dinero como mensualidad les financió el carro, sin dinero de enganche (o entrada) a pagar en ocho años. Creo que fue el primer carro nuevo que podían comprar en su vida. Aquí está la trampa: El vehículo hace 8 millas por galón y con la gasolina a casi $4 el galón, ellos simplemente no pueden usar el carro por el que tendrán que seguir pagando.

Las historias se repiten hasta el agotamiento, y es aquí donde algunos ven la posibilidad de brillar. Como dice el viejo dicho: "Río revuelto, ganancia de los pescadores". Tal vez esta sea una de las causas por las que el llamado "Evangelio de la Prosperidad" gana adeptos y seguidores. En verdad me parece increíble que la gente pueda creer estas tonterías, pero más increíble me parece que haya personas que llamándose siervos de Dios se dediquen a enseñar estos disparates. Con el perdón de los que crean en esto, ¡señores, abran los ojos! Esto es pura manipulación y especulación bíblica. Para que un concepto sea verdad, tiene que estar amparado por el conjunto en total de la Biblia y no solo por algún versículo extrapolado.

Acabo de escuchar al llamado Obispo T.D. Jakes, que ahora está hasta en la sopa, decir que si una persona le da a Dios $1,000 no puede esperar que Dios le devuelva $1,000 pues eso sería considerar a Dios mezquino y miserable. Y añadir, si usted le da $1,000 a Dios, espere que le devuelva, cuando menos, $10,000, o $100,000 o $1,000,000. Así es como trabaja Dios.

Pero la cosa no se queda ahí, en su sitio en la Internet el susodicho "Obispo" tiene in clip en el que le dice a sus seguidores: "No se quede ahí tranquilo viviendo en ese lugar, salga y mire la casa que le guste, busque la mansión de sus sueños y pídasela a Dios, y si la pide con fe Él se la va a dar ahora mismo".

¡Guao! Se podrán imaginar la gritería de los seguidores de este señor cada vez que dice una de estas barrabasadas. ¿De dónde sacan estas ideas TDJ y los demás que enseñan esta doctrina? ¿Es que TDJ tiene un concepto de Dios como negociante? ¿Tal vez piensa que Dios es una especie de banquero que devuelve el dinero con intereses? ¿Es que las imágenes que pintaron los artistas del Renacimiento le hacen pensar a este llamado "Obispo" que Dios es una especie de Santa Claus billonario? ¿Cómo es el Dios de los que enseñan el "Evangelio de la Prosperidad"? ¿Qué le pasó a los cientos de miles de cristianos que han llegado incluso a dar su vida por el Evangelio y han vivido humildemente?

Si esa teoría fuera verdad, ¿dónde andaba entonces Dios cuando Jorge Muller tenía que pedir cada día, sin descanso, por el pan para alimentar a los huérfanos? Inventar historias para engañar a la gente, estimular las contribuciones y asignarse sueldos astronómicos como ejecutivos de Corporaciones no es algo que yo encuentro en la Biblia. Estimular la envidia al desear lo que otro tiene y uno carece, no es algo que encuentro en la Biblia. Pedir para complacer mis gustos mundanos, no es algo que encuentro en la Biblia. Pedir para satisfacer mis deseos es algo que está de acuerdo con la sociedad de consumo pero que yo no encuentro en la Biblia.

Pero un momento, tal vez ese es el problema. Yo tengo muchas versiones de la Biblia en inglés y en español, así como en griego, hebreo, arameo y latín, pero tal vez me falta la Biblia que usan estos señores que al parecer tiene un quinto Evangelio. ¿Me pudieran decir cuál es la Biblia que usan ustedes? Le invito a que se ejercite y lea estas citas bíblicas con cuidado y que le pida al Señor que su Espíritu Santo le revele Su mensaje para usted… Mateo 21:22; Marcos 11:24; Juan 14:13; y Juan 15:16. Lea también el contexto y mire a ver, por usted mismo, con la ayuda del Espíritu, cómo debe pedir y por qué debe pedir…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le agradezco mucho su comentario.
Oscar