viernes, 16 de marzo de 2012

La conspiración del silencio.

Aunque he visto varias fotos en el Internet y en FB del ahorcamiento del pastor Iraní acusado de apostasía, por el gobierno de su país y condenado por una corte de su país. Me pregunto: ¿Por qué la prensa de esta gran nación no dice nada? Los titulares están llenos de noticas y chismes acerca de los tres aspirantes a la nominación del Partido Republicano que se enfrentará al presidente Obama en las próximas elecciones generales.

De pronto es como si fueran más importantes los detalles de la vida privada de Gingrich que las atrocidades que un régimen despótico y totalitario pueden hacer con uno de sus propios ciudadanos, acusado falsamente, enjuiciado por un tribunal mediatizado y condenado sin pruebas por un delito que no existe. El régimen de Teherán que es una “República” Islámica, y esto suena como un chiste. La republica como bien sabemos, como sistema de gobierno democrático surgió en la Roma Imperial y su impacto fue tal que es el sistema de gobierno que se sigue usando hoy en el MUNDO libre. Es en sí un gobierno del pueblo, en el que este elige libremente a sus gobernantes. Pero eso no es lo que sucede en Irán. En una democracia los ciudadanos pueden expresar libremente sus opiniones, por eso puedo escribir diariamente esta página y decir lo que pienso, pero eso no es lo que sucede en Irán. En una democracia cada cual tiene el derecho de pensar y creer en lo que quiera, pero evidentemente, este no es el caso de Irán. ¿Entonces qué clase de democracias es esa? Es simplemente un nombre, sin sentido semántico, vacío y carente de significado, como toda la ideología detrás del mismo que se impone por el miedo y no por convicciones.

Youcef Nadarkhani fue acusado falsamente de apostasía, delito que en Irán se aplica a todos aquellos que se apartan del Islam y abrazan otra fe religiosa. Pero en el caso de Youcef, no ha sido probado que él haya sido, alguna vez en su vida, musulmán.

Este caso me lleva a meditar en algunas cosas. ¿Qué clase de fe es esa que tiene que matar a los que abandonan la fe? ¿Se mantiene y crece esa fe por el horror o por el amor? ¿Se predica el odio o el amor? ¿Cómo imagina esta gente a Dios? ¿Cómo se alcanza la vida eterna? Yo conozco las respuestas que dan, y las mismas, nada tienen que ver con la Biblia. Por eso usan otro libro para justificar sus creencias.
Las escenas de la inquisición han pasado a ser imágenes de historietas infantiles al lado de los horrores que comete esta gente a nombre de su fe. Démosle las vueltas que queramos pero no nos llamemos a engaño. Para ellos somos sus ENEMIGOS. Pero lo que no podemos perder de vista es que por ellos también murió Cristo. No para que seamos como ellos o nos convirtamos a su fe, sino para que les proclamemos la verdad del Dios verdadero, que puede liberarlos de la esclavitud en la que viven.

Apostatar dice el diccionario que es: “Cambiar de opinión o doctrina”. Señores míos, eso en Irán es un delito que se paga con la vida. Incluso, cuando nunca se haya sido musulmán. ¿Se puede llamar democracia a eso? ¿Qué se puede esperar de un país que ha declarado la guerra a Israel y a su gente y ha prometido borrarlos de la faz de la tierra porque son JUDÍOS? Es una política peor que el fascismo. He visitado Israel y existen y practican libremente su fe los judíos, judíos mesiánicos, evangélicos, católicos, y musulmanes y los mismos son son respetados en territorio israelí, cosa que no ocurre con los ciudadanos de Israel cuando entran en territorios con autoridad Palestina, aunque están en medio de la nación de Israel.

Pero como dijera Martin Luther King Jr. “Lo que me duele no es la maldad, sino la indiferencia de los buenos”. ¿Qué estamos haciendo como cristianos para denunciar las atrocidades y los crímenes de estos regímenes en el mundo? Hoy hablamos de Irán, pero ese es solo el comienzo de la lista, están Cuba, Corea del Norte, Vietnam, Laos, China y… la lista sigue y se nutre con nuevos tiranos. El modelo democrático al parecer no funciona adecuadamente en cuiertas partes del mundo, pero el evangelio es el mismo.

¡Qué difícil les resulta entender a esta gente que Dios creó al hombre LIBRE, tan libre que hasta le dio la opción de pecar si lo decidía! Cristo nos hace libres, a pesar de las cadenas y la sombra de la horca por eso Youcef es libre aunque este encerrado en una mazmorra oscura y maloliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le agradezco mucho su comentario.
Oscar