martes, 20 de octubre de 2009

¿Qué podemos aprender del rico y Lázaro?

Desde Jerusalén, en Israel.
¿Qué podemos aprender del rico y Lázaro?
Pienso que podemos ver, de cierta forma, cómo es la vida después de la muerte. A lo menos, lo que nuestro Señor Jesús estuvo interesado en enseñarnos.
Prestemos atención de nuevo a la narración bíblica para observar algunos detalles que son muy significativos.
Leamos Lucas 16:19-31 en la versión Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy:
19 "Había cierto hombre rico que se vestía de púrpura y lino fino, celebrando cada día fiestas con esplendidez.
20 "Y un pobre llamado Lázaro que se tiraba en el suelo a su puerta cubierto de llagas,
21 ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; además, hasta los perros venían y le lamían las llagas.
22 "Sucedió que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado.
23 "En el Hades (la región de los muertos) el rico alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno.
24 "Y gritando, dijo: 'Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama.'
25 "Pero Abraham le dijo: 'Hijo, recuerda que durante tu vida recibiste tus bienes, y Lázaro, igualmente, males; pero ahora él es consolado aquí, y tú estás en agonía.
26 'Además de todo esto, hay un gran abismo puesto entre nosotros y ustedes, de modo que los que quieran pasar de aquí a ustedes no pueden, y tampoco nadie puede cruzar de allá a nosotros.'
27 "Entonces él dijo: 'Te ruego, pues, padre, que lo envíes a la casa de mi padre,
28 pues tengo cinco hermanos, de modo que él los prevenga, para que ellos no vengan también a este lugar de tormento.'
29 "Pero Abraham dijo: 'Ellos tienen a Moisés y a los Profetas; que los oigan a ellos.'
30 "Y el rico contestó: 'No, padre Abraham, sino que si alguien va a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.'
31 "Pero Abraham le contestó: 'Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, tampoco se persuadirán si alguien se levanta de entre los muertos.'"

Observe que cuando Lázaro murió, los ángeles lo llevaron hasta el Paraíso. ¿Había notado eso antes? Sin embargo cuando el rico murió, fue sepultado y fue a un lugar de tormento. Es decir, que al parecer el viaje y el procedimiento pidiera ser diferente. ¡El final del viaje también es diferente! Cuando Lázaro murió fue a un lugar confortable, pero el rico fue a un lugar de tormento.
También resulta obvio en la narración que el presente cielo y el infierno están separados. Todo parece indicar que la gente que está en un lado puede ver a las que están en el otro. Esta idea puede resultar estaña, pero al menos en la historia narrada por Jesús esto fue así.
Me llama la atención que a lo menos el rico, Lázaro y Abraham mantienen sus identidades, por lo que al parecer, hay una especie de continuidad de sus vidas en la tierra con sus vidas después de la muerte. No quiero ser mal entendido, no estoy estableciendo postulados teológicos, simplemente estoy desmenuzando la historia narrada por nuestro Señor.
Al parecer también el rico y Lázaro tienen formas físicas. Tienen cuerpos. ¿Cómo son? No lo sabemos. No me parece que nuestra mente mortal y finita pueda entender esto, al parecer tienen una naturaleza diferente a la nuestra. Sin embargo observe que, el rico tiene lengua y siente sed y Lázaro a lo menos tiene un dedo que pudiera mojar en el agua que al parecer existe en el Paraíso. Estoy convencido que muchos no estarán de acuerdo con lo que estoy “deduciendo” de lo que narra la historia. Lo que sucede es que la mayor parte de las veces, cuando leemos la Biblia, no ponemos atención a los detalles.
Hay todavía muchas más cosas interesantes. El rico recuerda a sus hermanos y no solo eso sino que expresa su preocupación por ellos, lo que me parece indicar que a lo menos en este caso, existe la conciencia después de la muerte y que también en este caso persisten los recuerdos de la Tierra y de la gente que vive en ella.

¿Cómo es entonces la vida en el presente cielo?
Además del relato que acabamos de ver podemos inferir muchas cosas a partir de lo que dice el apóstol Juan en Apocalipsis 6:9-11, veamos este pasaje en la versión llamada Nueva Biblia de los Hispanos (NBLH)
9 Cuando el Cordero abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido muertos a causa de la palabra de Dios y del testimonio que habían mantenido.
10 Clamaban a gran voz: "¿Hasta cuándo, oh Señor santo y verdadero, esperarás para juzgar y vengar nuestra sangre de los que moran en la tierra?"
11 Y se les dio a cada uno de ellos una vestidura blanca, y se les dijo que descansaran un poco más de tiempo, hasta que se completara también el número de sus consiervos y de sus hermanos que habrían de ser muertos como ellos lo habían sido.

En el versículo 9 me parece ver de nuevo una especie de continuidad entre nuestra identidad en la tierra y nuestra identidad o personalidad en el paraíso. Ahora preste mucha atención, según el versículo 10 estas almas se pueden expresar incide con la historia narrada por Jesús en forma audible, y hay implícito una especie de razonamiento, lo que sin dudas indica que tienen una cierta forma física. Al clamar a gran voz, no sé si pudiéramos decir “gritar” tenemos que asumir que hay racionalidad, comunicación y hay emociones. Lo que más me llama la atención es que tienen comunicación con Dios.

Hay algo más que quiero destacar, el hecho de usar ropas blancas para mí implica que tienen un cierto cuerpo ya que los espíritus no se visten. Así que aquí parece que la visión de Juan coincide con la historia del rico y Lázaro. Pero hay más puntos en común, los mártires que se presentan en Apocalipsis 6 al parecer recuerdan, a lo menos, algunas de las cosas que les sucedieron en la Tierra. Es posible que en el cielo podamos recordar algunas cosas que no recordamos en la Tierra y tal vez veamos la forma en la cual Dios y sus ángeles actuaron a nuestro favor en esas ocasiones. De nuevo se presenta de nuevo la misma situación descrita por Jesús en la historia que ya analizamos.
Voy a terminar el estudio de esta semana con dos citas bíblicas más: Lucas 15:7. Observe que es Jesús el que está hablando y les dice a sus seguidores: "Les digo que de la misma manera, habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentimiento”. De manera que el gozo es un sentimiento que existirá en el cielo. Aquí no se trata de una historia o parábola, es un hecho expuesto. Y en 1 Tesalonicenses 4:17-18 dice el apóstol Pablo “Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre.
18 Por tanto, confórtense (aliéntense) unos a otros con estas palabras.

Indudablemente hay cosas que nuestra mente mortal y finita no puede procesar, y una de ellas es la naturaleza de los cuerpos después de la muerte, esto que hemos visto, es antes de la resurrección final…


Creo que lo más notable es saber que el Creador del universo, a pesar de su maravillosa majestad y poder ha tenido a bien darnos el regalo de una vida eterna, que es obtenible por medio del sacrificio que hizo Cristo Jesús en la cruz del Calvario.

La próxima semana veremos Por qué la redención en la Tierra es esencial para el plan de Dios, y Dios mediante pondré el estudio desde Valencia, en España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Le agradezco mucho su comentario.
Oscar