viernes, 10 de febrero de 2017

CRISTIANOS VS CRISTIANOS

Por Robert López
Este fin de semana del 10 al 12 de febrero, la Asociación Evangelistica Billy Graham celebrará en Puerto Rico el Festival de la Esperanza. Esta es la nueva modalidad de las antiguas cruzadas evangelisticas del Rev. Billy Graham, pero en esta ocasión se ha visto empañada por el boicot de una serie de iglesias evangelicas de la isla que han decidido retirar su apoyo como respuesta a la relación que tiene el Rev. Franklin Graham con la nueva administración del gobierno de los Estados Unidos, y su apoyo a algunas nuevas reformas, específicamente la relacionada con los inmigrantes.

Para aquellos que pastoreamos en los Estados Unidos, este es un asunto que nos afecta a todos porque tenemos muchos inmigrantes ilegales en nuestro país y nuestras iglesias, a los cuales tratamos de proteger y ayudar en su jornada. Sin embargo, me llama mucho la atención el contraste que existe entre este asunto y otros de “Mayor Importancia” como el aborto y la homosexualidad, en los cuales la iglesia ha permanecido callada ante la imposición de nuestro gobierno, afectando así el nivel ético y espiritual de nuestro país, y que se refleja ahora en el nivel espiritual de la iglesia evangélica cristiana.

Estamos a favor a que las personas se manifiesten pacíficamente en relación a algunos asuntos que afectan nuestra comunidad, incluyendo a los cristianos. Esa es la práctica de la libre expresión que tenemos en los Estados Unidos y que en otros países no existe porque seriamos reprimidos y en algunos casaos desaparecidos. Sin embargo, la anterior administración impuso leyes que apoyan el desarrollo de la vida homosexual, violando así lo principios bíblicos y teológicos de la “Natura”. De la misma forma impusieron también leyes que apoyan el desarrollo del aborto, violando los principios bíblicos y teológicos de la “Santidad De La Vida” y la comunidad cristiana quedo en silencio ante esta situación. En cambio, el asunto de la inmigración es un asunto sociopolítico, y lo afirmo así el Obispo Héctor Ortiz Vidal de la Iglesia Metodista de Puerto Rico en su anuncio de Facebook del 4 de febrero cuando hizo públicamente su decisión de retirar su apoyo al Festival de la Esperanza.

Aunque estamos a favor de nuestros hermanos latinoamericanos y la oportunidad de que cada uno de ellos puedan estabilizar su situación migratoria en este país, este asunto no es más importante que el aborto y la homosexualidad. Mi pregunta es, ¿por qué estas iglesias y organizaciones cristianas no se manifestaron públicamente en contra de todos estos asunto por igual? ¿Será que existe una parcialización solo hacia los asuntos que más le interesan a algunos?

Refiriéndonos exactamente al asunto de inmigración, seria bueno recordar que este aunque es un tema bíblico, no es de carácter teológico sino social y su aplicación es mucho más complicada y profunda que lo normalmente estamos viendo en los medios sociales. Tiene que ver con la aplicación de las leyes de cada país y nosotros tenemos la responsabilidad de cumplirlas (Mateo 5:17).

Que bueno que nos preocupemos por nuestros hermanos inmigrantes, es también nuestra obligación moral, pero existen medios para ayudarles, “No A Reclamar Derechos”, porque esto no es un derecho, “Es Un Privilegio” que este país nos da a los que no nacimos aquí. ¿Por qué no reclamamos esos derechos en nuestros propios países y nos vemos obligados a emigrar a los Estado Unidos? Lo hacemos porque este es un país de misericordia que nos ha acogido a través de los años y nos ha dado la oportunidad de rehacer nuestras vidas, pero no olvide que tenemos también la obligación de respetar sus leyes y al final decir, “gracias por permitirnos estar aquí.”

Sin embargo este problema de la inmigración no es nada nuevo, durante la anterior administración, se deportaron de los Estado Unidos a más de dos millones ochocientas mil personas (2,800.000) durante los dos periodos del anterior gobierno. Esto suma aproximadamente la cantidad de mil (1000) personas diarias, la mayoría de ellos trabajadores y padres de familia que fueron separados de sus hijos y sus esposas, sin que un sector de la iglesia hiciera tanto revolú como están haciendo ahora. Con todo y eso mi querido hermano, no debemos olvidar que ninguno de estos asuntos deben prevalecer ante la unidad de la iglesia.

Regresando al Festival de la Esperanza en Puerto Rico, ¿será que estas iglesias que han decido boicotear el evento no entienden que a la hora de ganar almas para Cristo no nos podemos poner hacer diferencias políticas ni sociales? Además, después de todo, el beneficio será también para las iglesias de la isla, y para nadie más.

Debemos aclarar que las iglesias que han tomado esta decisión es solo un sector de la iglesia cristiana, entre ellas la Iglesia Metodista, los Discípulos de Cristo y los bautistas de la Convención Americana, conocidos por sus siglas en inglés “ABC”. Estos últimos no tiene nada que ver con los Bautista del Sur como algunos han afirmado.

Con esto en mente, seria bueno reflexionar y pensar que el mensaje que le estamos dando al mundo no es nada edificante. Fue el Señor quien dijo en Juan 17:20-21 “No ruego solo por estos. Ruego también por los que han de creer en mí por el mensaje de ellos, Para Que Todos Sean Uno. Padre, así como tú estás en mí y yo en ti, permite que ellos también estén en nosotros, Para Que El Mundo Crea Que Tú Me Has Enviado.”

Hacemos un llamado a cada creyente en Puerto Rico para que reconsideren su posición ante esta situación y apoyen el Festival de la Esperanza que alcanzará a muchas personas para Cristo.

Con amor en Cristo,

Robert López
Director Ejecutivo
Compañerismo Nacional de Iglesia Hispana Bautistas (SBC)

miércoles, 8 de febrero de 2017

Comparte tu fe...

Una de las mayores alegrías que se experimentan al liderar a un grupo de estudio bíblico, es ver cómo los participantes profundizan en su andar con Cristo. Este andar comienza cuando la persona toma la decisión de seguir a Jesucristo, arrepintiéndose de sus pecados y depositando su fe en Él. Es posible que algunas personas en su grupo aún no hayan tomado esa decisión. Aproveche para conversar con esas personas y explicarles cómo pueden llegar a ser cristianos.

Cuénteles cómo usted recibió a Cristo, y no olvide estas importantes verdades:

Todos somos pecadores, y cada uno de nosotros debe reconocer ante Dios que es un pecador. Ese reconocimiento implica arrepentirse, es decir, hacer un cambio genuino de dirección, en lugar de ir en pos del pecado, ir en pos de Dios. Haga referencia a Romanos 3:23; 6:23 y Hechos 3:19.
La única forma en que una persona puede recibir el regalo del perdón es por medio de la fe en Jesús como Hijo de Dios. Al hablar acerca de la fe en Cristo, mencione versículos como Hechos 4:12, Efesios 2:8-9 y Juan 14:6.
Confesar su fe en Jesucristo significa confesarlo a Él como Señor y Salvador. Mencione Romanos 10:9-10, 13.

Invite a la persona a hacer una oración semejante a esta:


“Oh, Dios: Sé que soy pecador y me he rebelado contra ti de muchas maneras. Creo que Jesús murió por mis pecados y que solo puedo ser perdonado mediante la fe en Su muerte y resurrección. Ahora deseo apartarme de mis pecados y le pido a Jesús que entre en mi vida como mi Señor y Salvador. A partir de este día, elijo seguir a Jesús. Gracias Señor por amarme y perdonarme. En el nombre de Jesucristo, Amén”.

Puede usar este otro modelo  

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” 

(Romanos 5:8). Este versículo contiene los elementos fundamentales de la fe cristiana.
Hay un solo Dios que es nuestro creador (“Mas Dios muestra su amor para con nosotros”). La Biblia enseña que Dios es el creador de todas las cosas. Él hizo al mundo y no vive en santuarios, ídolos ni en algo que las  manos humanas hayan hecho. Dios no necesita nada de nosotros, al contrario, el soplo de nuestra vida viene de Él (vea Hechos 17:24-26). Dios ama a Su creación y ha mostrado Su amor por nosotros.

Tenemos un gran problema (“...en que siendo aún pecadores”). Ese problema se llama pecado. Nos hemos rebelado contra Dios, arrebatando el control de nuestras vidas a aquel que nos creó. El Apóstol Pablo describe nuestra triste condición: “...por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Y luego agrega: “...la paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23).

Dios ha provisto una sola esperanza (“...Cristo murió por nosotros”). El problema de nuestros pecados es tan grave que solo Dios lo puede resolver. A menudo se habla de la justicia de Dios que castiga al pecador, pero hay que también tener muy presente que Él es un Dios de amor y compasión que mandó a Su Hijo Jesucristo a pagar por nuestros pecados con Su muerte en la cruz (vea 1 Pedro 3:18). Dios aprobó el sacrificio de Su Hijo y lo levantó de entre los muertos, asegurándole así la vida a todo aquel que cree en Él. Jesús es el único medio para volver a tener comunión con Dios (vea Juan 14:6).

Tenemos que tomar una decisión. Necesitamos arrepentirnos de nuestros pecados y confiar en jesucristo (Marcos 1:15). El apóstol Pablo escribió: “si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo” (Romanos 10:9). 

Usted puede expresar hoy su arrepentimiento y depositar su fe en Jesús, orando una oración semejante a esta:

“Dios mío, sé que soy pecador. Creo que Jesús murió en la cruz para perdonar mis pecados. Me arrepiento de todo el mal que he hecho en mi vida y te pido que me perdones. Recibo tu regalo de la vida eterna. Gracias por tu amor y perdón y por ofrecerme una nueva vida en Jesucristo. A partir de este momento deseo comenzar a caminar contigo. En el  nombre de Jesucristo, amén”.

Luego de hacer esta oración dígale a su pastor y a su grupo de estudios bíblicos que usted ha decidido seguir a Jesús. Asista a una iglesia cristiana que le ayude a crecer en su fe. Pida que le bauticen como expresión de su obediencia al evangelio y como un testimonio público de su nueva fe.



Culto de Adoración de nuestra iglesia doblado al español

Lamentamos la demora pero tuvimos dificultades técnicas. Aquí tienen el Culto de Adoración del domingo pasado
http://bbchispanic.com/culto-de-adoracion/

martes, 24 de enero de 2017

¿Cuál es el problema?

Hace un tiempo hablaba con un líder de Estudios Bíblicos que quería renunciar porque el grupo que dirigía estaba languideciendo en lugar de crecer numéricamente. Le pregunté si había considerado la posibilidad de que estuviera haciendo algo, sin darse cuenta, que era la causa de la situación que estaba enfrentando. Entonces empezó a hacer comparaciones con otros grupos de Estudio Bíblico de la misma iglesia y me dio la impresión de que en el fondo de su mente, esta persona estaba casi convencida que los otros grupos se apropiaban de las visitas y nuevas personas que se unían a estudiar la Biblia. 

Aunque esta pudiera ser sin dudas una posibilidad, le invité a considerar algunas cosas que pudieran estar influyendo en los resultados que estaba enfrentando.

En primer lugar traté de hacerle ver que al igual que la sociedad cambia, los métodos de enseñanza también cambian. Hoy día resulta difícil mantener la atención de los presentes si el líder del estudio se limita a dar una conferencia de una hora. No importa lo erudito que sea ni lo bien que se haya preparado. Es necesario que en un grupo de Estudio Bíblico haya participación y más importante aún, que haya oración.

El líder tiene que orar diariamente y sin descanso por aquellas personas que Dios ha puesto a su cuidado. Y tiene que estar muy atento al obrar del Espíritu Santo durante el tiempo del estudio. Nunca debe perder de vista que lo más importante no es dar el estudio que preparó sino servir de instrumento para que Dios obre en las personas. Si solo puede abordar el primer tópico del estudio y una persona recibe a Cristo como Señor y Salvador, ese sin dudas es un gran estudio.

Luego le pregunté qué métodos usaba durante la semana, para estar en contacto con los miembros de su grupo.  Llamadas telefónicas, correos electrónicos, una tarjeta postal, mensajes de texto, Facebook, Instagram y otros; pero la respuesta fue que no tenía tiempo para eso.

Bueno ya eso es un problema, le dije. Y entonces le invité a analizar a otro grupo que estaba creciendo mucho, y del que tal vez sin darse cuenta y sin intención, se sentían celosos. ¿De dónde viene esa gente que se une a ese grupo? ¿Quién los trae? Su respuesta inmediata fue: los invitan los miembros del grupo.

Bueno, esa es la clave. ¿Y por qué los miembros de su grupo y usted no invitan? Y me dio una lista de razones por las cuales no invitaban. No considero que ninguna es en realidad válida, pero me parece que si nos encontramos enfrentando el mismo problema, nos pueden ayudar a considerar si tal vez estamos incurriendo en el mismo error.
Estas son algunas de las razones que me dio por las que no invitaban:

1.     “No conozco a nadie: Muchos de nosotros, cada semana estamos en contacto con personas que no asisten a la iglesia. Vamos a la misma escuela, trabajamos con ellos, son nuestros vecinos;  y hasta pueden vivir en la misma casa. Lo que a veces no hacemos es ver a esa gente como “ovejas sin pastor” (Mateo 09:36), como seres espirituales que tienen una gran necesidad de redención.

2.     “Yo no sé hablar”: Esto me hizo recordar a Moisés en la zarza ardiente en el desierto. Esta es una realidad: a nadie le gusta ser rechazado, especialmente después de asumir el riesgo de invitar a alguien a visitar la iglesia. Para muchos es más fácil evitar esa posibilidad, no invitando a nadie.

3.     “Nadie me ha pedido que invite”: Algunos miembros nunca piensan en invitar a otras personas, porque nadie les ha pedido que lo hagan. Esto en realidad es muy triste, ya que muchos no creyentes respondería positivamente a la invitación de venir de visita a la iglesia si alguien los invitara.

4.     “No es asunto mío que la gente venga a la iglesia”: En ocasiones erróneamente  algunos cristianos, para el trabajo de evangelización no ponen el énfasis en los hombres. En su afán de mantenerse concentrados solamente en Dios, andan con tanta cautela que consideran limitado su papel en la evangelización, incluyendo incluso el simple hecho de invitar a las personas a visitar la iglesia.

5.     Esta iglesia está muy lejos”: Vivimos en una sociedad móvil que promueve la asistencia a las iglesias que a veces están muy lejos de donde vivimos. Es un problema que haya miembros que manejan largas distancias para venir, pero no consideran que si invitan a alguien, esa persona va a estar dispuesta a manejar esa misma distancia.

Pero la lista es mucho más larga. ¿Qué razones le añadiría usted?
Si se encuentra enfrentado este dilema, o si estuviera tratando de ayudar a alguien que lo esté enfrentando, ¿qué medidas pudiera tomar para hacer frente a estas respuestas?


Haga la prueba: primero pregúntese a usted mismo por que no invita o por que no invita a más personas a visitar a su iglesia. Y luego pregúnteles a otros hermanos en la fe con los que tenga confianza. Tal vez descubran que el problema es que no están invitando lo suficiente porque se están protegiendo con escusas, para no cumplir con esta que es nuestra obligación… 

lunes, 5 de diciembre de 2016

Yo soy políticamente incorrecto…

Por Dr. Óscar J Fernández

 La sociedad secular en la que vivimos, ha hecho muchas cosas para restarle valor a los principios cristianos, y para establecer otros valores que en ocasiones, se oponen a la fe que decimos tener o a lo menos, ponen nuestra fe a un lado. Veo muestras de esto en una amplia gama de aspectos. Desde asuntos que parecen intrascendentes, hasta asuntos que son fundamentales. No hace mucho tiempo se comenzó a decir “Felices Fiestas”, en lugar de “Feliz Navidad”.

A simple vista, parece que esto no es un gran problema, ¿y es eso verdad? Yo no lo creo.

La Navidad es una tradición cristiana, establecida para celebrar el nacimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, y eso es muy importante para mí.

 Yo vivía en Cuba cuando el gobierno Comunista de la Isla decidió suprimir la Navidad, porque el gobierno había adoptado al Marxismo Leninismo como filosofía básica fundamental y al Materialismo filosófico como doctrina. Entonces se estableció en el mes de julio una celebración con tres días feriados en sustitución de la Navidad y en esa fecha se distribuían alimentos que tradicionalmente los cubanos habían disfrutado en la Navidad.

Me llamó mucho la atención cuando comencé a escuchar aquí “Felices Fiestas”, ante lo cual siempre he respondido “Feliz Navidad”. Eso no tiene algo de extraordinario, pero lo que me ha llamado la atención es que en muchas ocasiones, la persona ha rectificado y me ha respondido: “Feliz Navidad”, con cierto alivio. Y esto siempre me ha recordado aquellos años en Cuba en los que los cristianos celebrábamos la Navidad cuando nadie más lo hacía.

 Mi esposa armaba un árbol de Navidad, para que nuestros pequeños hijos tuvieran una influencia diferente a la que recibían en la escuela y perdieran el miedo. Ella usaba una rama de pino y forraba las semillas de pino con papel de aluminio de las cajetillas de cigarros vacías que recolectábamos de la calle durante todo el año. Mi suegro proveía los alimentos que cultivaba en un pedazo de tierra que le había dejado el gobierno para su uso personal, de la finca que tenía y que le habían intervenido.

 Pero aquí es los Estados Unidos de América diferente. La Constitución garantiza el derecho a expresarnos libremente, entonces, ¿por qué he de estar de acuerdo con los que combaten o a lo menos son indiferentes a nuestra fe cristiana y decir “Felices Fiestas” para no ofender a los incrédulos?

Yo he dicho siempre y seguiré diciendo “Feliz Navidad”. Me parece que aquí se ha llegado al extremo. Europa en general, se caracteriza por su tendencia a la izquierda y su modo de vida liberal. Sin embargo, en la mayoría de los países que he visitado en diciembre, celebran la Navidad por todo lo alto. Con villancicos en los comercios y en las calles y monumentales árboles de Navidad en las avenidas y centros comerciales. España en general, se viste de fiesta en Navidad, lo cual no quiere decir que sea una nación cristiana. Y me llama la atención que a nadie se le ocurre sentirse ofendido por esto y mucho menos protestar. Claro está que eso tal vez no tenga mucho que ver con celebrar el nacimiento de Jesús, pero nos da a los cristianos una oportunidad para testificar de nuestro Rey.

Respeto el punto de vista de cada cual, pero no me dejo imponer el sello de esta cultura para ser “políticamente correcto”. He decidido vivir de acuerdo con mis principios y si eso ofende a alguien, créame que en verdad lo siento. Con frecuencia vamos a España a pasar la Navidad con la familia que vive allá. La primera gran diferencia la encontramos entre los aeropuertos en Estados Unidos y los de Europa. En los primeros no hay muchas decoraciones, si alguna de Navidad. En los europeos hay un gran derroche de motivos navideños incluyendo escenas del nacimiento de Jesús, que en España llaman Belén.

Pero lo que me pone el corazón a saltar, es al llegar a la entrada del avión, cuando en la mayoría de las líneas aéreas me reciben con un sonoro: “Merry Christmas”.

Así que, en esta que será mi última oportunidad en este año de digerirme a ustedes, les quiero desear a todos una muy Feliz Navidad. ¡Merry Christmas! Hagamos que este año el mensaje de salvación y esperanza que nuestro Salvador vino a traer al mundo, sea conocido por aquellos que siguen viviendo en las tinieblas…

lunes, 29 de agosto de 2016

Digno es el Cordero

Para todos los puestos de liderazgo existen condiciones, cualidades y requisitos que los aspirantes deben cumplir. Por lo general, los líderes que dirigen o supervisan esas posiciones tienen expectativas que esperan que los aspirantes cumplan, a la vez aquellos que se relacionan con esos líderes, también tienen expectativas. Por lo general, la mayoría de las personas cumplen con los requisitos mínimos, pero solo los que son elegidos como líderes, son los que cumplen con los mayores estándares para el cargo al cual aspiran. ¿Qué características espera usted que tenga un líder? ¿Qué haría usted si estuviera buscando líderes y nadie tuviera los requisitos? ¿Para qué necesitamos a los lideres? Ponemos personas en posiciones de liderazgo Porque eso asegura que las personas y las acciones se encaminen a alcanzar las metas. De manera que el tiempo que el tiempo se pueda mover en una dirección: Hacia adelante. Por eso necesitamos líderes que nos guíen a alcanzar nuevas metas y a llegar a tener un futuro mejor. Esa es una meta difícil de alcanzar para cualquier líder. ¿Es posible que haya alguna persona que pueda hacer semejante cosa? Hay un viejo himno que dice: “Aunque no sabemos sé quequé nos traerá el mañana; Yo sé quienquién controla el futuro…, Y la vida vale más y más solo por Él” En el capítulo 5 de Apocalipsis, el apóstol Juan sigue con su descripcio0ndescripción del salón del Trono, y aquí nos presenta un bello cuadro del Único que no solo conoce nuestro futuro, sino que lo tiene en Sus manos. Hay dos aspectos muy importantes de la cultura de este tiempo que tenemos que tener presentes para poder comprender el capítulo 5 de Apocalipsis. El primero son los “rollos”. Esta era la manera que existía para escribir. No se habían inventado las hojas de papel de 8 x 10 ni obtener el mismo papel de la pulpa de los árboles. Los rollos se hacían de papiro y este era un laborioso y largo proceso. Cuando el escriba escribía el manuscrito, este se enrollaba y para mantener en privado su contenido, se sellaba con gotas cera. El segundo elemento importante es “el cordero”. En el nuevo Testamento en griego la palabra usada es “ἀρνίον” [arnion] que significa ovejita y es usada unas 30 veces como título en referencia a Jesús. Las cuatro primeras veces aparecen en el capítulo 5 de Apocalipsis: Apoc. 5: 6; 5:8; 5:12 y 5:13. El punto culminante se presenta en Apocalipsis 22:1 que dice: Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. El capítulo 5 de Apocalipsis combina estos dos importantes aspectos al ser el “Cordero” el que puede abrir el “rollo”. En esta primera sección, Juan se concentra en el que está sentado en el trono y en el ángel poderoso. Apocalipsis 5:1 Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. Ahora Juan detalla aspectos no mencionados en el capítulo 4. El que está sentado en el trono tiene MANOS y en su mano derecha sostiene un rollo poco común: 1.) Está escrito por dentro y por fuera y 2.) Esta sellado con siete sellos. Un sello era suficiente para asegurar la privacidad, siete sellos significan que el contenido del rollo era inaccesible por completo. ¿Qué significado tiene este rollo? Los eruditos han debatido mucho acerca de este asunto. Pero me parece más convincente la explicación que lo relaciona con Ezequiel 2:10: Y lo extendió delante de mí, y estaba escrito por delante y por detrás; y había escritas en él endechas y lamentaciones y ayes. Este era un rollo del “futuro”, de lo que iba a suceder dentro de algún tiempo. Este es un aspecto crítico, clave para poder entender el resto del libro de apocalipsis. En los capítulos 6 y siete 7 se rompen los primeros seis sellos del rollo, esto es una especie de introducción, luego en el capítulo 8:1 se rompe el séptimo sello y Juan describe el Juicio Final y la salvación de los fieles. Apocalipsis 5:2-3 2 Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? 3 Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo. Juan presta atención a este a quien llama un ángel fuerte. Pero el apóstol presta más atención a la pregunta que hace este personaje que en identificarlo. El ángel conocía la respuesta a su pregunta. Pero no había alguien digno en algún lugar que mereciera este honor de abrir este rollo que mostraba lo que sucedería en el futuro. Apocalipsis 5:4 Y lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo. Hasta ahora, en esta visión del trono de Dios, Juan no nos ha dicho que sentía él: ¿Estaba jubiloso o aterrorizado? No lo dice. Pero ahora señala que “lloraba mucho”. Probablemente estaba triste al pensar que no vería lo que se le había prometido en 4:1. El Descubrimiento Apocalipsis 5: 5-7 Sin mencionar el nombre de Jesús o la función del Cristo, se descubre al Cordero y se presenta como el Único calificado para ejecutar el Plan de Dios. Esto elimina cualquier duda acerca de la identidad del Cordero. Apocalipsis 5:5 Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos. Se encontró al que es DIGNO y se pasa a su identificación. Esta expresión: “el León de la tribu de Judá” solo aparece aquí en el Nuevo Testamento, pero es similar a la bendición de Jacob a su hijo Judá, que encierra el mensaje profético de que el Mesías nacería de un descendiente de la tribu de Judá. Dice Génesis 49:9-10 9 Cachorro de león, Judá; De la presa subiste, hijo mío. Se encorvó, se echó como león, Así como león viejo: ¿quién lo despertará? 10 No será quitado el cetro de Judá, Ni el legislador de entre sus pies, Hasta que venga Siloh; Y a él se congregarán los pueblos. En segundo lugar se le llama: “la raíz de David” expresión que igualmente solo se encuentra aquí en el Nuevo Testamento. Probablemente haciendo referencia a Isaías 11:1 Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. Aquí claramente se dice que el Mesías sería un descendiente de Isaí, el padre de David. En relación con Jesús, estos títulos son una síntesis de las expectativas que tenía el pueblo de Israel sobre el reinado del Mesías prometido que vendría. Apocalipsis 5:6 Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. Juan escuchó que el anciano hablaba der un león, pero lo que él vio fue: un Cordero como inmolado… Los judíos estaban familiarizados con las ovejas que se ofrecían en sacrificio, pero ahora se presentaba una Oveja que se había inmolado y ahora nuevamente vivía y estaba en pie en el salón del Trono de Dios. ¡Era Estaba en el centro del salón del Trono! Es evidente que esta es una representación de Jesús, el Cordero de Dios, crucificado, resucitado y ahora a la mano derecha del Padre. Observen que aun en el cielo hay un constante recordatorio constante a de la crucifixión de Cristo. Veamos ahora que significan los símbolos que se le adjudican al Cordero. Los siete cuernos representan el poder. Los siete cuernos son un símbolo del poder, de la fuerza que tiene el animal que los posee. En Salmos 18:2 David llama a Dios el: ‏קֶרֶן‎ qeren [cuerno] de mi salvación, aunque RV traduce la palabra “qeren” como “fuerza”. Los siete ojos significan la visión y el conocimiento. Recuerden que siete es el número de la perfección. A continuación Juan identifica a los siete ojos con los siete espíritus de Dios, que es el Espíritu Santo mencionado antes en Apocalipsis 1:4 y 4:5. Es importante notar la conexión entre Dios el Padre con Dios el Espíritu Santo en Apocalipsis 4 y la conexión entre Dios Espíritu Santo y Dios el Hijo en Apocalipsis 5. Apocalipsis 5:7 Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono. ¿Recuerdan la pregunta del ángel? El Cordero viene y toma el rollo de la mano derecha del que está sentado en el Trono. La Honra Apocalipsis 5:8-11 La magnificencia de esta escena es deslumbradora. Es difícil de describir y por mucho esfuerzo hecho por Juan, no podemos captar toda la magnitud de la escena que revela al Cordero de Dios, en su Gloria. Apocalipsis 5:8 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; Observen que estas figuras celestiales: Se postran ante el Cordero. Que gran diferencia con los miserables seres humanos que hoy desafían y niegan al Cordero. Eso también ocurría en los días de Juan y por eso Dios le da esta magnífica visión del futuro. Un día, esos arrogantes humanos tendrán que comparecer, para juicio, ante le el Cordero. Los ancianos tenían dos objetos: arpas dice el Salmo 33:2 “Aclamad a Jehová con arpa”… Y copas de oro con incienso. El incienso era una parte importante en la adoración a Dios en el antiguo Israel. Juan establece así una conexión entre la adoración en los cielos y la adoración de los creyentes en la tierra. Pero ese incienso que se quema, representa “las oraciones de los santos”. ¿Alguna vez había pensado que sus oraciones son una adoración a Dios en los cielos? En Salmos 141:2 dice David: “Suba mi oración delante de ti como el incienso”… Apocalipsis 5:9-10 9 y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; 10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. Este es un cantico nuevo, diferente al que cantaban los ancianos en el capítulo 4. Aquí se honra al Cordero. Los ancianos también dan respuesta a la pregunta del ángel. El Cordero tiene este privilegio por lo que ha hecho. El alcance del sacrificio es universal. Pero, solo aquellos que mediante la fe, se acogen al precio que por Su Gracia Jesús pagó en la cruz para redimirlos de sus pecados, están incluidos. El vv. 10 revela dos aspectos estremecedores: Primero: los redimidos hemos sido hechos para nuestro Dios, reyes y sacerdotes. No se deje confundir. Eso es lo que los redimidos son para Dios. Segundo: un día, en el futuro, los redimidos reinarán en la tierra. Apocalipsis 5:11-12 11 Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, 12 que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. El espectáculo es sobrecogedor. Se oye la voz de los ángeles que se cuentan en “millones de millones”. ¿Cuánto es eso? No tengo idea, pero les aseguro que son muchos. En estos cinco capítulos hay una confirmación de lo que les decía en el primer estudio: Apocalipsis es un libro de Adoración. En el salón del Trono observe lo siguiente: 1.) Los seres vivientes cantaban: Santo, Santo, Santo. 2.) La primera canción de los ancianos (Apoc. 4:1). 3.) Los ancianos cantan una nueva canción al Cordero (Apoc. 5:9-10) y 4.) Ahora los millones de millones de ángeles alzan sus voces. Apocalipsis 5:13-14 13 Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. 14 Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos. Juan escuchó la alabanza de todo toda forma de lo vida inteligente en el universo. Pero esta adoración será en el futuro, cuando el Hijo de Dios sea adorado universalmente. Dice Pablo en Filipenses 2:10: “…para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra”; Las alabanzas son para el que está sentado en el Trono y para el Cordero. Los seres vivientes repiten ἀμήν amēn que quiere decir: seguro, verdadero, cierto. La última imagen de adoración es impresionante… ¿Cómo adora usted al Cordero de Dios? Después de leer el capítulo 5 de Apocalipsis, ¿piensa que debe cambiar la manera en la que adora a Dios o cree que está bien así como lo hace?creado

viernes, 5 de agosto de 2016

¿Cumplimos lo prometido?

Recuerdo que cuando era niño, si una persona daba su palabra, o se comprometía en algo, uno podía estar seguro de que esa persona haría lo que había dicho. Tal vez esto hoy día, ya sea parte de la historia antigua, pues vemos con mucha frecuencia, como la gente se aparta de sus promesas y compromisos, y como mienten para justificar sus injustificables acciones. Desafortunadamente, nuestras iglesias también con frecuencia son estremecidas por hechos de esta índole. Hace unos años, un domingo en la mañana nuestros corazones se apretaron al escuchar el informe del presidente del Consejo de Administración (Board of Trustees) con respecto a uno de los ministros de nuestra iglesia. Ese hombre, indebidamente se había apropiado de fondos para su beneficio personal. Se le había llamado a una reunión y se le había pedido la renuncia inmediata y la restitución de todo lo malversado. Sin embargo, él no tendría alguna forma de amortiguar o mitigar el dolor y la vergüenza de su familia. Ellos habían estado por varios años entre nosotros y se habían establecido profundos lazos de amistad. En cierto sentido, Dios había quitado a ese hombre de Su pueblo y Su iglesia, de la cual partía con la vergüenza tatuada en su rostro. La información pública de esta bochornosa acción que había sido descubierta, era parte de las consecuencias de su pecado que ahora tendría que enfrentar. Tristemente, hay otros muchos casos menores que tal vez, socialmente, no sean tan notorios pero que espiritualmente son igualmente nocivos y letales. ¿Recuerda los capítulos 1 y 2 de Malaquías? ¿Qué habían hecho los sacerdotes? Ellos estaban quebrantando sus compromisos de honrar el nombre de Dios. Él les dio un aviso. Les recordó un pacto y los reprendió por su falta de cuidado. Esta historia me fascina al ver que el aviso se presenta en forma de un mandamiento que indica que los sacerdotes que estaba pecando tenían solo dos opciones posibles: Una era arrepentirse, decidiendo de todo corazón dar gloria al nombre de Dios. ¿No es maravilloso ver cómo Dios en Su gracia llamó a los sacerdotes? Estos habían profanado Su nombre a sabiendas (Malaquías 1:8-13). Pero la puerta del arrepentimiento estaba abierta de par en par. ¡Qué aliento tan maravilloso constituye esto para todos los que alguna vez, o en alguna ocasión hemos quebrantado nuestro compromiso con Dios! Es posible que hayamos desobedecido lo que Dios nos estaba mandando a hacer. Tal vez hasta hayamos llegado a deshonrar Su nombre. Pero Dios nos ofrece un camino para continuar. Nunca es demasiado tarde para que regresemos a Él y hagamos lo correcto. Dios habla de arrepentimiento, y lo primero que un genuino arrepentimiento implica es abandonar las excusas y las justificaciones. Tenemos que enfrentar nuestros hechos, volver a Dios y apartarnos de lo que hicimos mal. La segunda opción que tenían los sacerdotes era simplemente restarle importancia a la Palabra de Dios y sufrir las consecuencias. En Malaquías 3:10-11 vemos que Dios no estaba amenazando ni tratando de atemorizar a los sacerdotes. Dios primero les dio la opción del arrepentimiento, y dejó bien claro que si no se arrepentían e insistían en andar por el mal camino que llevaban, Él los castigaría. Dios puede disciplinar a quienes quebrantan sus compromisos, mediante dificultades y pérdidas temporales y tangibles. ¿Recuerdan cómo David tuvo que enfrentar revueltas y una guerra civil a causa de su pecado? (2 Samuel 12-11; 15-18). Joás murió en la vergüenza, después de regresar a los ídolos (2 Crónicas 24:15-25). Cuando rompemos nuestros compromisos con Dios, debemos esperar Su disciplina. Dios disciplina a los creyentes de la misma manera que un padre disciplina a sus hijos. Si respondemos bien, la disciplina “da fruto apacible de justicia” (Hebreos 12:11) pero si nos resistimos, Dios puede ser más severo. Esto no solo se aplica a los pastores y ministros del evangelio. Esto es de alcance general. Cumplir los compromisos que tenemos con Dios requiere valor y sacrificio. Como líderes de la iglesia, servimos en un pacto con Dios y debemos rendirle cuentas a Él. Tenemos que orar para pedir el valor que necesitamos. Los miembros de las iglesia deben orar para que los corazones de los líderes de las iglesias sean valientes y estén dispuestos a enfrentar los riesgos y sacrificios que sean necesarios para mantener en alto nuestras creencias, doctrinas y principios cristianos. Debemos instruir en la verdad y llamar a la gente para que se aparten de sus pecados. Siempre recordemos que no es posible llevar a alguien por el camino correcto, si nosotros no andamos por ese camino. Necesitamos estar siempre escudriñando las Escrituras para comprobar que estamos siguiendo las enseñanzas de Dios y no las interpretaciones de los hombres (Hechos 17:10-11). Dios desea que todos Sus hijos escuchen con oídos que disciernan la verdad. No tenemos opción. Tenemos que cumplir lo que le hemos prometido a Dios, o enfrentar las consecuencias…

lunes, 1 de agosto de 2016

Si no pudo asistir a nuestra iglesia ayer domingo, siga este enlace para que pueda ver y oír nuestro servicio de adoración completo. Lamentamos la demora en el post pero hemos experimentado dificultades técnicas con Vimeo este fin de semana. http://hispanic.brentwoodbaptistonline.com/culto-de-adoracion/

lunes, 11 de julio de 2016

En los momentos difíciles...

Si no pudo asistir ayer a nuestra iglesia, le invito a ver y escuchar nuestro servicio de adoración, doblado al español en este enlace: http://hispanic.brentwoodbaptistonline.com/culto-de-adoracion/

lunes, 30 de mayo de 2016

Tengo una invitación my especial para usted

Cada semana, en nuestra iglesia vemos la mano de Dios obrando, y sentimos la presencia del Espíritu Santo.
Le invito hoy a adorar con nosotros en nuestra versión digital siguiendo este link:

http://bbchispanic.com/culto-de-adoracion/